Red Legacy Comics


Crítica de ‘The Matrix: Resurrections’. Nueva autoconsciencia

Fecha: 23/12/2021
Autor:

Considero que, aunque no son spoilers de sucesos directos, este texto puede contener spoilers sobre el desarrollo de las ideas de ‘The Matrix: Resurrections’.

No puedo explicar, con todos los detalles necesarios, por qué la saga ‘The Matrix’ es algo realmente importante para mí. Era demasiado pequeño y, aunque no pillara ni una línea del encriptado monólogo de El Arquitecto, seguía siendo realmente cautivador por lo extraño. Sin tener por qué entender ‘The Matrix’ a través de sus palabras, la duda sobre lo que es real y lo que no ya estaba sembrada en su icónico estilo. ‘The Matrix’, clasificando más allá del género de acción, es una saga de películas de Macarrismo Kung-fu Molón Introspectivo y Reflexivo, que juntaba todo aquello que de pequeño me fascinaba de la intensidad y la magia de las películas de artes marciales con mi especial aprecio por las películas que no entendía ni me importaba no entender.

‘The Matrix’ me revolucionó. Hizo un cambio en mi mente que condicionaría mi forma de pensar y de crear. También lo hizo en el mundo, y de maneras inesperadamente diversas, hasta el punto de encontrar interpretaciones en rincones un tanto peligrosos. Y luego, decide aparecer un tráiler. Se anuncia que tendremos una secuela de ‘The Matrix’ y muchos no podíamos parar de preguntarnos por qué. ¿Qué más necesitamos de ‘The Matrix’? El ciclo se ha cerrado. Todo ha vuelto a empezar. ¿Por qué volver? ¿Para qué? ¿Qué necesita explicar que no haya dicho o sugerido ya? ¿Hay más metas que alcanzar?

The Matrix Nueva

Entonces, tras preguntarme estas cosas con cierta periodicidad y revisando el tráiler y sus posibles mensajes, llegué a una conclusión teórica un poco volátil: ¿Y si ‘The Matrix: Resurrections’ trata de la propia saga ‘The Matrix’ preguntándose a sí misma cuáles fueron sus ideas y cómo han cambiado para poder comprenderse de nuevo y recuperar lo que ‘The Matrix’ significó en su momento y así prepararse para un nuevo contexto venidero?

Diana. Además, es una diana con extensas particularidades, porque mi prejuicio acertó terroríficamente de lleno con todo aquello que yo mismo quería que fuera esta nueva secuela. Sin embargo, no acerté en que esa fórmula que parecía que iba a dominar el largometraje, acabase coexistiendo con cosas que había olvidado que no quería.

The Matrix Morfeo

‘The Matrix: Resurrections’ no es una estantería de recuerdos expuestos en público para ofrecer nostalgia barata, y eso era, para mí, lo más importante. Aun así, pesa en la balanza, ya no que no se exprese visualmente de aquella forma tan identitaria de entonces, sino que no ha buscado identidad en sí, al menos, en una parte. La acción y el plano caen, en mi opinión, en lo genérico y, sin embargo, la impresión de que alguien se lo estaba pasando en grande la tuve siempre presente. A la vez que esto ocurre, el otro cincuenta porciento representa una brillantez metanarrativa, autorreferencial y experimental que no fui capaz de verme venir, y así es como expresa ‘The Matrix: Resurrections’ esa nueva forma de enfrentarse a nuevos tiempos. Un nuevo mundo con una nueva Matrix, donde el sistema reemplaza sus desfasados métodos mecánicos por el de la manipulación emocional. Una nueva realidad en la que algunos miran atrás, pensando en que todo aquello que se hizo no valió la pena, pues la actualidad parece peor incluso que lo vivido entonces para, inmediatamente, recibir una dura respuesta de esperanza y de reivindicación de la presente generación, dejando extremadamente claro que, aquello por lo que se luchó entonces, sirvió para algo, aunque fuera para poco. Pero ese poco representa la posibilidad de que el bucle del error en el sistema deje de ocurrir. Siempre hay esperanza para ‘Matrix’. La hubo antes, y para ‘Matrix: Resurrections’ la hay aún, y necesita volver a entender que no puede dejarse caer de rodillas ante las apariencias. Y volverá a hacerlo todas las veces que sean necesarias.

El ejercicio de llevar lo genérico hasta la literal rotura de una pieza de software, es lo que convirtió a ‘Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty’, para mí, en un maravilloso salto al vacío narrativamente hablando. ‘The Matrix: Resurrections’ lo hace justo a la inversa, con Matrix sentada frente a sí misma al inicio y con la expresividad nula y la vagancia del plano al final, esto último en convivencia con texto y acontecimientos extremadamente importantes para el discurso. El resultado es un sensación tanto de pena como de fascinación.

No paro de imaginar cómo se podría haber solucionado este choque entre la valentía experimental y lo genérico y, al mismo tiempo, pienso en que, quizás, no había otra forma en que ‘Matrix: Resurrections’ pudiera existir. Es un vómito. Uno de estos que tienes que escupir rápidamente para poder seguir con tu vida. Es la mezcla entre un monólogo sobre qué significa la obra para sus propios autores, a la vez que necesitan divertirse mientras lo hacen.

‘The Matrix: Resurrections’ celebra ‘The Matrix’ y, si ella me lo pide, disfrutando de sus genialidades y -por qué no- también de lo que yo pueda considerar tropiezos, yo también la celebraré.

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: