Red Legacy Comics


‘The Kominsky Method’: El adiós final

Fecha: 10/07/2021
Autor:

Primera escena: Un funeral. Sandy Kominsky diciendo palabras de rememoración. La foto de Norman Newlander y el ataúd posterior confirman lo peor: El hombre ha muerto. Mientras cada uno da su pésame, a su manera, se abre una pregunta en el horizonte. ¿Que será de la existencia de Kominsky ahora que su compinche de grandes hazañas ha pasado a mejor vida?

La tercera y última temporada de ‘The Kominsky Method’ bifurca el camino inicial de la serie hacia otro rumbo: El del pesar, el de seguir adelante, el de reafirmar conexiones antiguas que parecían perdidas. O al menos esa intenta ser la premisa principal…

Aquí pueden leer una crítica de las dos primeras temporadas

Con la excepción de algunas escenas puntuales, durante los primeros tres episodios, observamos, más allá de las ramificaciones del suceso mencionado, a una serie de situaciones con poco sentido, y burdas con un humor insulso. La moralidad de ciertos personajes se pone en duda, mientras que otros no tendrán miedo de hacer el ridículo.

A partir del cuarto capítulo, resurge de a poco, esa sintonía fina entre diálogos y circunstancias. Ese humor y sarcasmo mezclado con lo cotidiano y el análisis solemne de los conceptos de la vida vuelve a renacer, producto tanto de una unión rebrotada como de un hecho en particular. El personaje de Roz Volander, ex mujer de Kominsky, reemplaza en cierta forma al de Newlander, y nos recuerda por momentos a esa química perdida entre el actor y profesor de actuación y su viejo amigo fallecido.

El final apuesta a una ‘seguridad’ casi necesaria y logra cerrar la historia con grata calidez. Todos los puertos llegan a un destino certero y habrá un mar de razones, como en la vida misma, para reír, llorar, recordar, y sobre todo persistir y pasar página.

Michael Douglas vuelve a resaltar como Sandy Kominsky y también lo hace Kathleen Turner como Volander, en una temporada que cuenta con una agradable participación de Morgan Freeman. Lamentablemente, quienes quedan en el debe son los personajes de Phoebe y Robbie Newlander, interpretados respectivamente por Lisa Edelstein y Haley Joel Osment y partícipes de una sub-trama muy poco sagaz. Sorprende particularmente lo de Osment, cuyo rol quedó lejísimos del potencial que exhibió por ejemplo hace poco más de 20 años en ‘The Sixth Sense’.

‘The Kominsky Method’ supo ser una gran serie durante sus primeras dos temporadas. La desaparición de un personaje clave, y un cambio de paradigma poco propicio hicieron que en su tercera entrega se fuera casi todo por la borda. Pero supo reaccionar en el instante justo, y rescatar esa picardía y esa astucia que reúne a la cotidianidad de los sueños y los problemas existenciales, mezclando el humor y el compañerismo como la perfecta dosis necesaria para sonreír incluso en los momentos más álgidos.

Nota: 6 de 10

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: