Red Legacy Comics


Reseña de ‘Sendero de Luna’

Fecha: 08/08/2020
Autor:

No os voy a engañar, si la historia de una novela, una película o cualquier otra obra tiene lugar en un pueblo recóndito, apartado de todo y donde lo primero que te viene a la mente es “aquí hay algo que no encaja”, ya me tienen a bordo. Con ‘Sendero de Luna’, de la escritora Patricia Díez Díez, tenemos este ingrediente, así que no podía empezar de mejor manera su lectura, pero por suerte la novela tiene también otros pilares donde asentarse, siendo el principal de ellos su compleja protagonista.

Mencía es una joven con un pasado muy problemático que comparte un piso junto a dos grandes amigos. Ese pasado parece que siempre está a la vuelta de la esquina (en sentido literal y figurado), así que cuando un día recibe una oferta de profesora sustituta en el pueblo Sendero de Luna, la oportunidad se presenta como una vía de escape sin mirar atrás. En otros títulos que nos presentan estos “pueblos misteriosos”, al estilo ‘Wayward Pines’, el ambiente es en un principio acogedor y adorable, aunque con alguna pequeña señal de inquietud. Sin embargo, en ‘Sendero de Luna’ nos llevamos la sorpresa casi desde el primer momento en que la protagonista pone el pie en el lugar.

Pero como decía al principio, creo que el punto fuerte de la novela está en Mencía. La narración tiene lugar en primera persona, lo que nos lleva a una mayor intimidad con el personaje, que a su vez nos muestra las contradicciones que pasan por su mente. Mencía nos trata de convencer de que lo que hace tiene sentido, ella realmente lo cree, pero nosotros, desde la distancia, vemos dónde están los problemas. Seguro que esto os ha pasado con algún conocido, ¿verdad?

La autora no pretende idealizar a la protagonista. Mencía tiene muchos defectos que se ven reflejados en celos, angustias y paranoias, un caldo de cultivo perfecto para que los extraños sucesos del pueblo Sendero de Luna la rodeen y se introduzcan en su cabeza. Pero esos defectos de los que hablo no aparecen en una persona por arte de magia. En el caso de Mencía, el pasado es una nube muy oscura que siempre acecha, que crea inseguridades o que le hace posicionarse por debajo de su pareja. Es una construcción del personaje que podría haber creado rechazo en el lector si no fuese porque realmente empatizamos con la protagonista, ya sea porque hemos vivido esas situaciones, o con los amigos de ella, porque alguien cercano a nosotros ha pasado por lo mismo.

Aunque ponga en valor todos esos aspectos de Mencía, no dejo de lado el misterio del pueblo, hilo conductor de la novela. La atmósfera que crea la autora es agobiante (en el buen sentido), con momentos de angustia y tensión, con encuentros fortuitos y no tan fortuitos, con un frío que traspasa las páginas del libro. La historia se sucede sin respiro, aunque en ciertos momentos me ha dejado la sensación de que demasiado rápido, con algunos saltos temporales que chocan con el ritmo natural, pero nada grave.

‘Sendero de Luna’ es una novela de misterio, así que el lector siempre va a buscar explicaciones al enigma. No voy a entrar en si hay respuestas o no a lo que se plantea, pero sí que la resolución ha sido totalmente satisfactoria para mí, no solo porque he terminado el libro con la sensación de haber leído una historia bien hilvanada, sino también por haberme encontrado algo bastante inusual en un mundo literario en el que cuesta aportar un toque de originalidad. Solo diré que en el pueblo de Sendero de Luna hay cosas más terroríficas que lo que estamos viviendo en la actualidad.

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: