Red Legacy Comics


Reseña de `Los niños de la Resistencia: Tomo 4´

Fecha: 27/10/2021
Autor:

Saludos a todo el mundo y sed bienvenid@s a una nueva reseña de cómic en la web. En esta ocasión voy a hacer una reseña de la cuarta entrega (aquí podéis leer la anterior reseña) de una colección ambientada en la Segunda Guerra Mundial. Y los protagonistas no son soldados que combaten en la batalla, sino unos niños que, desde su posición, comenzarán a formar parte de una Resistencia al invasor. Así pues, voy a hablaros de “Los niños de la Resistencia” publicada por Editorial Base.

Es cierto que, sea cual sea el campo de narración (cine, cómics, libros, series…), las historias ambientadas en el período de la Segunda Guerra Mundial son populares, pero también las hay a espuertas y a veces es difícil que algo nos sorprenda. Pero he aquí que con esta colección, publicada originariamente por la editorial Le Lombard, y disponible en España gracias a Editorial Base, un lector se puede llevar una agradable sorpresa.

¿Y qué hace destacar “Los niños de la Resistencia” por encima de otras historias? Para empezar, el hecho de que sus protagonistas sean Françoise, Lisa y Eusebe, unos niños que se ven obligados a madurar a marchas forzadas mientras viven la invasión nazi de su localidad. Eso hará que los niños, que viven una situación que incluso a un adulto le costaría asimilar, tengan que digerir los nuevos cambios en sus vidas. Y una de las formas en las que encauzarán su disgusto y descontento, será la rebeldía ante el ejército invasor.

Los niños de la Resistencia 4 Portada

Hay que decir que este cuarto tomo supone una nueva progresión no solamente en la labor de los niños de la Resistencia, sino que también podemos comprobar de qué manera están cambiando Eusebe, Françoise y Lisa. Ya no son simples niños, sino que están entrando en la adolescencia. Pero claro, son conscientes de que la guerra les ha robado una parte de su infancia. Les guste o no, les ha tocado vivir en esa época y crecer en un clima de hostilidad total por residir en un pueblo francés ocupado por los nazis.

Pero los cambios que se pueden apreciar en esta nueva entrega de la serie no son solamente físicos, sino que también se hacen notar en otros frentes. Para empezar, la labor de los niños de la Resistencia sigue una escalada total. Por recordar lo que han ido haciendo anteriormente, han pasado de hacer panfletos, bloquear la presa de Pontain L’Ecluse, ayudar a personas a ir a la zona no ocupada del país o destruir una instalación de recogida de cobre para los nazis, a ver cómo su contacto adulto de la resistencia muere en acto de servicio.

Eso les hace ver que su labor, por más que sigan dispuestos a desempeñarla, tiene un alto componente de peligrosidad. No obstante, en este cuarto tomo seguirán pasando mensajes encriptados a otras personas de la Resistencia, y encontrarán una radio para recibir mensajes desde el Reino Unido, donde se encuentra la consolidada oposición francesa contra los nazis.

Página interior de Los niños de la Resistencia

El otro cambio importante en la narrativa, cosa lógica teniendo en cuenta que la contienda bélica sigue imparable su avance, es la introducción de los judíos en escena, con la consiguiente persecución de los mismos por parte de los nazis, y con la ayuda de gran parte de las autoridades francesas para tal cometido. A Eusebe, Françoise y Lisa les costará entender qué puede hacer que un ser humano tenga tanta hostilidad hacia otro, solamente por ser diferente a él.

En este tomo, se irá viendo cómo progresa la campaña de desprestigio a los judíos, privándoles de sus bienes, obligándoles a llevar cosida una estrella de tela en la ropa para ser identificados públicamente, y otras cosas que a estas alturas ya sabréis por cualquier película, libro, serie o cómic que hayáis abordado sobre esto. Huelga decirlo, pero esa parte de la narración nos hace recordar cómo de monstruoso puede ser el hombre cuando pretende “purificar la raza”, y emprende la caza y extinción de todas aquellas personas que son diferentes únicamente por sus creencias religiosas.

Nuevamente valoro con buena nota el trabajo de Ars y Dugomier como autores. Dugomier sigue realizando un guion muy coherente con lo que empezó a contar desde el principio, y la evolución de la Segunda Guerra Mundial y de los personajes, va a un ritmo pausado y nada forzado. Hay lugar, como viene siendo costumbre, para conocer más cosas del conflicto bélico, pero también para ver de qué forma marca esto a todas las personas involucradas en esta historia. Y como también es costumbre, Dugomier sigue aportando mucha información histórica de interés en el apartado de extras.

Respecto a Ars, sigue en su línea habitual de trabajo, con un apartado gráfico donde predominan un trazo limpio y una buena implicación para los detalles de cada viñeta. Sigue siendo valiosa su manera de mostrar en los rostros de los personajes los sentimientos y emociones de los mismos. Y en cuanto al color, también sigue a buen nivel el artista.

En definitiva, si ya habéis leído los anteriores tomos de la colección y os gustaron, ya estáis tardando en echarle el guante a esta cuarta entrega. Si por el contrario no conocéis esta serie pero os gustan las historias ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, os animo a darle una oportunidad, el que se centre en un grupo de niños hace bastante interesante seguir la pista a lo que sucede aquí. Y esto es todo por mi parte. ¡Hasta la próxima!

Publicado por José Carlos
Guionista de "Un disparo en el desierto" y lector de cómics desde hace algunos años. Me encanta la escritura, y desde que regresé a la lectura de cómics, me han publicado guiones y artículos en fanzines, revistas temáticas, y también colaboro en un podcast donde comparto esta pasión por el mundo de las viñetas con quien quiera escucharme.
  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: