Red Legacy Comics


Reseña de ‘El enviado’

Fecha: 01/08/2021
Autor:

Se le atribuye a Newton, no sé si erróneamente, la frase “Si he podido ver más allá es porque me encaramé a hombros de gigantes” para expresar con ello que su genialidad no procedía solo de su mente, sino que apoyado en otras obras y pensamientos había podido dar un gran salto en la ciencia. A una escala mucho menor, ya tenemos todos claro que cualquier película, libro o cómic se sustenta en las obras a las que admira su autor, unas influencias inevitables que a veces se plasman con intencionalidad y otras no. Quedarte solo en eso, en basar tu historia en un estilo o forma preexistente, es tirar por lo fácil, pero de vez en cuando te cruzas con una obra que aporta su granito de arena, que se sale del rumbo prefijado y da un toque de originalidad sin dejar de ser consciente de las fuentes de las que bebe. ¿Y todo este rollo a cuento de qué viene? Pues para deciros que esto último es lo que me he encontrado en ‘El enviado’, novela de Miguel Babiano que acaba de publicar 2Cabezas.

Vamos a empezar con lo más importante: ¿de qué va ‘El enviado’? Tenemos a Clancy y su pupilo John (nuestro protagonista), quienes van camino de Hopetown para conseguirle al señor Jackson más de cincuenta cabezas de ganado a un precio muy apetitoso. Por ahora ya hemos establecido el escenario western, pero ahora llega la otra cara de la moneda. Hopetown es una ciudad siniestra, bastante más de lo que se destilaba en esos tiempos, porque lo que le falta de ley y orden le sobra en locura y horror. Y no hablo de horror en temas de violencia (que la hay, y mucha), sino HORROR con mayúsculas, HORROR “Made in Lovecraft”, un rollo cósmico/sectario/monstruoso que le sienta genial en la mezcla con el western.

Así que ya tenemos dos ingredientes básicos que no se ha inventado Miguel: el western y el tinte sobrenatural. Pero lo que comentaba al principio, hay que ir un pasito más allá, y en este caso creo que ese toque personal reside en el mensaje que subyace en la trama. Al comienzo del libro hay una advertencia de la editorial que resume muy bien uno de los objetivos del autor, y es que la violencia o el sexo explícito de ‘El enviado’ es el medio para plasmar uno de los mayores problemas que tenemos en la actualidad, que es la violencia que se ejerce contra la mujer, una grave situación no solo ejercida por el agresor, sino también por el que calla al ser testigo de esas terribles situaciones.

Es bastante complicado encontrar el equilibrio a la hora de plasmar la violencia y que el mensaje no se diluya en lo grotesco. A la memoria me viene una entrevista a Tarantino en la que una reportera le preguntaba, en todo acusatorio, por qué era tan violento en sus películas (todo a colación del estreno de ‘Kill Bill’), a lo que el director contestaba ya cansado “¡Porque es muy divertido!”. No podemos ser hipócritas y negar que la violencia nos fascina de forma muy primitiva, pero en el caso de ‘El enviado’ nunca se deja al lector sin la capacidad de reflexionar sobre lo que está ocurriendo, para que al final nos quedemos pensando en todo lo que ha sucedido en la trama entre toda esa violencia, y si tenemos un poco de autocrítica, en situaciones de la vida real en las que hemos podido “hacer algo más” y no lo hemos hecho.

Hay que tener en cuenta otros dos asuntos clave de ‘El enviado’. Primero, es una obra que cabe en la palma de mi mano (y soy de mano pequeña, como Trump), tiene 80 páginas y se lee en lo que vas y vienes en tren al trabajo. ¿Esto qué implica? Que como aquellas viejas novelitas del Oeste, no hay mucho tiempo para el desarrollo y contexto de los personajes o la descripción detallada del escenario. Eso no quiere decir que esta obra cojee a la hora de conectar con la trama, pero hay que ser consciente de que el objetivo es narrar una situación con la información estrictamente necesaria y que, aún así, todo quede bien atado y satisfactorio. Y segundo, es la primera novela de Miguel, aunque tiene ya carrera en los cómics, así que si este es su debut, el futuro pinta de lujo (pero una cosa Miguel, no tengas miedo a las frases largas, solo eso, un beso amigo).

No quiero enrollarme más, que solo os quito tiempo para que entréis en la web de la editorial, soltéis los 5 euros que vale el librito (dos Coca-Colas en Madrid) y os lo zampéis de un tirón, porque de verdad que merece la pena.

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: