Red Legacy Comics


Reseña de ‘DC: Metal’

Fecha: 14/12/2021
Autor:

Cuando hablamos de ‘macarrismo‘ aplicado al mundo del cómic, solemos pensar en Donny Cates o Scott Snyder. Quizá, algún aficionado a lo macarra, se vaya más atrás y piense en Todd McFarlane o en Simon Bisley. Ahora, incluso, si lo llevamos al cómic nacional, se puede pensar en, por ejemplo, Javier Marquina. El ‘macarrismo’ es una especie de subgénero que predomina en el mundo del cómic por el tono muy alocado, molón y entretenidísimo que tienen según qué historias. En este caso, hace poco he terminado ‘Metal’, de Scott Snyder como cabecilla y Greg Capullo como maestro de los lápices.

‘Metal’ nos presenta un multiverso DC tal cuál comenzó en el movimiento editorial de ‘Renacimiento’, donde se presentaban en la continuidad habitual de DC a personajes como Sandman o Dr. Manhattan. Personalmente, me he perdido y no sé ni en qué ha quedado eso, pero en ‘Metal’ se acomete una nueva sacudida al multiverso de la Distinguida Competencia.

metal

Debido a un misterioso metal aparecido en La Tierra, la desaparición de Carter Hall, Hawkman, ocurrida durante la investigación que llevaba a cabo sobre el mencionado metal, ‘Metal NTH’, los superhéroes de DC deberán plantar cara a una realidad nueva: bajo su plano de realidad multiversal de, tan solo, cincuenta y dos universos, yace un Multiverso Oscuro, donde viven las pesadillas y los deseos más profundos de cada uno de los héroes de DC. Comandados por Barbatos y El Batman que ríe, los Caballeros Oscuros, que son versiones reversas del propio Batman, acuden a La Tierra para abrir un portal que permita al Multiverso Oscuro entrar en la continuidad real de DC.

Según en boca del propio Scott y lo que se cuenta en las páginas del ómnibus de ECC, este ‘Metal’ venía gestándose desde que Snyder y Capullo sucedieron a Morrison a los mandos de la cabecera de Batman, después de ‘Flashpoint’ y en el nacimiento de los Nuevos 52. Además de conseguir una de las líneas más aclamadas, parece que fueron dejando detalles enterrados para darle un sentido posterior en este ‘Metal’.

Si se me sigue en redes sociales o se ha hablado conmigo de esta etapa concreta de Batman, se sabe que no es de mi agrado. Fue la primera colección en grapa a la que me subí cuando empecé a coleccionar cómics y me la leí entera. Y no me gustó demasiado, ni siquiera en los momentos más álgidos de la etapa, con ‘El tribunal de los búhos’. Pero debo reconocer que ‘Metal’ es justo lo que quería leer. Es un tebeo colosal, que funciona con mucha eficiencia y entretiene como pocos.

metal

Scott Snyder ha conseguido con ‘Metal’ algo que Marvel lleva sin conseguir desde ‘Civil War’ o, quizá, ‘Invasión secreta’: además de querer leer el evento, se quieren leer los tie-ins. Y en ‘Metal’, esas series spin-off que nacen del evento, son fundamentales. Si decides saltártelos, habituado a lo que normalmente son los spin-offs, te estarías perdiendo mucha de la acción y de las piezas claves del evento.

Ya en Instagram, el propio Scott hizo una guía de lectura del evento según se iba publicando a ritmo USA. Y es genial ver cómo todas las piezas encajan, no hay cosas que chirríen o queden raras. En otras ocasiones leyendo eventos, siempre me pasaba que, al leer un tie-in, veía detalles que no tenían demasiado sentido. A lo mejor se hacían referencias a asuntos que ocurrirían en el siguiente número del evento principal o de alguno de los otros spin-offs. Pero, en ‘Metal’, en el ómnibus de ecc o siguiendo la guía de lectura que hizo Snyder, el evento funciona como un reloj.

metal

Evidentemente, a nivel de guiones, hay altibajos. Hay muchos grandes nombres implicados en este evento y se nota que todos se han coordinado, sí. Pero también hay algunos momentos en los que tanto rodeo puede hacer que el interés decaiga. Al final compensa, pero en el camino, puede hacerse algo cuesta arriba. Scott Snyder, James Tynion IV, Jeff Lemire, Grant Morrison o Dan Abnett han trabajado en los guiones de este macroevento. Y eso son solo unos pocos.

En el apartado gráfico hay aún más baile creativo. Era imposible que Capullo y Romita Jr., por ejemplo, pudieran hacer todo el evento por su cuenta. Para ello han contado con Bryan Hitch, Jim Lee, Andy Kubert, Jorge Jiménez o Yanick Paquette, entre muchos otros. A lo largo del tomo se nota mucho el cambio de estilo, pero al final uno se habitúa y es muy fácil disfrutar de las virtudes de cada uno de los dibujantes. Aunque Ethan Van Sciver tiene algunas páginas…

En conclusión, es un evento que me ha sorprendido, personalmente. Scott Snyder cada vez me gusta más y es un tipo muy particular a la hora de guionizar. Dentro del llamado ‘macarrismo’, creo que tiene su propio tono y estilo. Su perspectiva de Batman no me termina de gustar, pero me llama la atención y, poco a poco, me hace querer entrar en sus obras. ‘Metal’ me ha hecho valorarle muchísimo por el buen trabajo al haber podido sincronizarlo todo con esa precisión. Un evento así, coordinado de esta forma y con un resultado tan entretenido y disfrutable, teniendo en cuenta cómo funcionan Marvel y DC actualmente, es para levantarse y aplaudir.

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: