Red Legacy Comics


Reseña de ‘Contagiado de amor’

Fecha: 02/12/2020
Autor:

¿Notáis ese temblor? Es la horda de novelas, películas y series sobre la pandemia del coronavirus que cabalgan desde el horizonte a nuestro encuentro como una masa furiosa que nos va a arrollar en estampida. Estoy hiperventilando solo de pensar en los años que nos esperan con el monotema, pero, por suerte, Contagiado de amor me ha llegado en un momento en el que aún hay poco material sobre el asunto, así que todavía entra por la puerta de la originalidad. Es lógico que haya pocas novelas sobre la Covid-19, aún estamos metidos en faena y plantear un libro y llevarlo a buen puerto no es cuestión de poco tiempo, así que es normal que me surgiese una duda antes de ponerme con la obra: ¿las prisas le han jugado una mala pasada? La respuesta es no. Ahora os cuento un poco más qué nos ha preparado su autor, Lluís Segura.

Carlos, el protagonista de la novela, es el alter ego del autor, un tipo soltero hasta la médula, por decisión propia, que ve las relaciones como algo fugaz cuyo fin último es pasar un buen rato y hasta luego. Pero ay, una pandemia se cruza en el camino y el mundo entero entra en modo confinamiento, unos junto a sus padres, otros solos, otros sin más remedio que trabajando… y Carlos con Eva, una cita de Tinder. Atrapados en una misma casa, con la angustia de no saber qué está pasando con ese virus y poniendo sus vidas patas arriba.

Uno de los aspectos más importantes que debe haber entre novela y lector es que se empatice con su historia y personajes. Se puede conseguir cuando la protagonista es una señora aburrida de un suburbio de California, así que con una situación de confinamiento a la española el asunto está claro, todos nosotros sabemos de qué va el asunto. Esto tiene su parte peligrosa, porque hay que ser fiel a la realidad, sabemos qué ha pasado, qué asperezas y encontronazos han surgido, qué malentendidos y miedos ha provocado el estado de alarma, pero Lluís Segura sale airoso con una historia muy real de drama y humor que nos va a tocar muy de cerca.

La novela de Lluís Segura es una montaña rusa de emociones, donde hay cabida para momentos tiernos y románticos (que no pastelosos, Vade retro Satanás), para situaciones de pura desesperación y angustia, para la incertidumbre y el miedo, y para darnos cuenta de que no podemos estar solos. No quiero entrar mucho en detalles sobre lo que acontece, pero una de las cosas que creo que hemos aprendido con esta situación es a conocernos a nosotros mismos. No somos los mismos de antes, para bien o para mal, algo que se puede ver en la evolución del protagonista, que se encuentra de cara con otra realidad, forzada, sí, pero también necesaria.

Segura se ha puesto ante el espejo y ha encontrado un personaje para su novela que es un poco canalla y neurótico, con cientos de inseguridades y con la necesidad de que alguien sacuda los cimientos de su realidad. Nosotros, como lectores, también nos miramos en ese espejo, viendo cómo hemos superado o no la marcha de nuestros seres queridos, si las situaciones que hemos vivido nos han hecho evolucionar y plantearnos las cosas de otra manera.

Como decía al principio, que Dios nos pille confesados con todo lo que está por llegar sobre el tema de la pandemia, pero si por el camino nos encontramos joyas como ‘Contagiado de amor’, bienvenidas sean. Aún hay mucho que contar sobre estos tiempos que vivimos, quizás incluso seguir los pasos de los protagonistas de la novela (yo estaría dispuesto), porque la historia y el contexto aún siguen escribiéndose. Y hablando de escritura, como apunte final, no quiero dejar de lado un aspecto paralelo de la trama, que es el bloqueo del artista y el proceso de sacar adelante una novela. Para aquellos que se encuentren metidos en el mismo infierno, van a sentirse muy identificados.

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: