Red Legacy Comics


Los miembros de la Batfamilia: Carrie Kelly

Fecha: 02/12/2020
Autor:

AUTOR: Pablo Cózar

Continuamos el repaso a los miembros de la Batfamilia. Como ya comentamos en el primer artículo centrado en Jason Todd, aka Red Hood, no queremos centrarnos solo en los personajes más conocidos de esta disfuncional familia, también queremos poner el foco en héroes que pasan algo más desapercibidos o que simplemente han aparecido en cómics independientes. Este es el caso de Carrie Kelly, quien apenas ha salido del universo de ‘El Regreso del Caballero Oscuro’, pero que igualmente se merece llevar el título de “Miembro de la Batfamilia” con todas las de la ley.

ORÍGENES

“Un paso en falso y seré pizza en la calle”. Estas fueron las primeras palabras que Carrie Kelly pensó para sí misma una vez se vistió con el uniforme de Robin.

Remontándonos a la génesis del personaje hay que comentar una anécdota: John Byrne y Frank Miller coincidieron en un vuelo. El autor de X-Men, Superman o Hulka le sugirió que para su próxima obra “El Regreso del Caballero Oscuro” creara una Robin femenina, enseñándole una ilustración de Jaime Hernández para ‘Love and Rockets’. Por otro lado, no sé si fue parte de la inspiración, hay que comentar el curioso parecido con la actriz Jill St. John, que interpretaba al personaje de Molly, que en el primer capítulo de Batman (1966-1969) “Hi Diddle Riddle”, se vestía con el uniforme de Robin. Su pelo corto de color rojizo nos hace pensar que probablemente fuera un referente para que Frank Miller diseñara a este nuevo Robin, Carrie Kelly.

Una cosa está clara, Frank Miller no le tiene mucho apego ni a Dick Grayson, ni al concepto de Robin. El primero apenas es mencionado en su primera obra sobre el cruzado de la capa, y respecto a Jason Todd, estableció su muerte, que años después sería canon. Por no hablar de cómo el autor trata a Dick en DK2 (‘El Contraataque del Caballero Oscuro’) o en ‘All Star Batman & Robin the Boy Wonder’.

Sea como sea, ese desdén que le dedica al Robin original es inversamente proporcional al amor que le profesa a su creación, Carrie Kelly.

Estamos en un mundo donde Batman lleva años retirado. Debido a los altos índices de criminalidad, corrupción y decadencia de Gotham en particular y de la sociedad en general, situación insostenible a ojos de Bruce Wayne, quien ha caído en los brazos del alcohol, lleva una vida anodina y apático en la que apenas se relaciona con nadie que no tuviera relación con su verdadera identidad, decide que es el momento de volver.

La noche en la que regresa, entre sus muchas acciones, una es salvar la vida de dos jóvenes quienes estaban siendo asaltadas. Una de estas chicas es Carrie Kelly, quien se queda totalmente prendada de la figura de su protector.

A diferencia de los anteriores personajes que tomaron el manto de Robin, Carrie no tiene un pasado traumático, sus padres siguen vivos, aunque entendemos que absortos ante lo que les rodea y ella no es una prioridad. Sus motivos para convertirse en una luchadora contra el crimen son puros, no son consecuencia de un acto negativo. Son fruto del respeto y de la admiración al Caballero Oscuro.

Influenciada por él, se compra un disfraz de Robin y decide hacer lo mismo que el Señor de la Noche. Salvar a los inocentes y castigar el crimen. Sus primera heroicidad es detener un crimen poniendo un petardo en el bolsillo de un maleante, pero el acto que cambiaría su vida sería cuando escucha a dos Mutantes hablando sobre la inminente pelea entre Batman y su líder; acude en ayuda del Protector Vigilante.

La naturalidad de la joven tras decirle su nombre y rápidamente corregirlo por Robin, la inocencia, la valentía en el rescate y su mirada limpia, hace que Batman se quede prendado de ella y tras recuperarse le brinda un abrazo tierno y paternal. Una muestra de cariño no muy habitual en él.

Su relación con el a partir de ahora mentor, nace desde el respeto mutuo, Batman se dirigirá a ella de forma marcial, dando órdenes directas y cortas, pero veremos que en realidad ya hay una admiración por parte de ambos. Carrie se ha ganado el corazón del Guardián Silencioso, quien la tomará como a una hija, siendo en la continuidad de esta obra, la única persona a la que Batman ha amado de forma incondicional. Brindándole una entera confianza que no parece que se ganaron ninguno de sus predecesores.

HABILIDADES

En su inicio Carrie Kelly era una Robin impetuosa, muy vivaz y jovial. Tiene unas capacidades atléticas y acrobáticas que le hacen poder seguir el ritmo del Protector Vigilante en sus clásicos saltos entre los tejados de Gotham.

El propio Batman llega a decir, siempre para sí mismo, en varias ocasiones que ella es mejor que él. Mientras Batman en su juventud se dejaba dar algunos golpes para infundir miedo y demostrar superioridad física, Carrie prefiere esquivar todos los golpes para además de poner nervioso a su rival, demostrar que no puede ser golpeada. Cuando Carrie Kelly golpea, da los golpes justos para poder terminar su misión de forma rápida y efectiva.

Además de sus dotes físicas como rapidez o flexibilidad, ha demostrado una gran capacidad de infiltración en toda clase de misiones. Desde camuflada como un Mutante o entrando sin ser vista en diferentes tipos de instalaciones.

Tiene una gran capacidad estratégica e inteligencia que hace que en ocasiones Batman quede embelesado por su acciones.

Su encanto natural y su devoción hacia Batman la convierten inmediatamente en la segunda al mando dentro del equipo. Bruce la quiere como solo se quiere a una hija. La respeta y le confiaría su vida. Esto hace que acabe siendo la líder de los Batboys, antiguos “hijos de Batman”, y digna heredera del manto del Murciélago que ha portado cuando la situación lo ha requerido, ganándose más tarde los galones de Batwoman.

A pesar de todos los lances que ha ido superando, Carrie Kelly nunca ha perdido esa esperanza de que se pueden conseguir resultados positivos mediante la misión. La esperanza de que se puede influir en el corazón de la sociedad para que se actúe de forma justa y honrada ante las adversidades que puedan ocurrir. Siendo esta esperanza un elemento diferenciador respecto a su mentor.

SITUACIÓN ACTUAL

Carrie Kelly no ha tenido una larga trayectoria editorial, ya que siendo coprotagonista de una de los obras cumbres del género superheroico como fue ‘El Regreso del Caballero Oscuro’ en 1986, ni DC ni ningún otro guionista de la compañía se ha atrevido a utilizar al personaje más allá de pequeños cameos cómo el de Tom King en ‘Batman: Annual 2’ en un posible futuro o Peter Tomasi en ‘Batman y Robin’, donde en la línea Nuevos 52 era la profesora de interpretación de Damian.

En cuanto apariciones audiovisuales hay que hablar de las adaptaciones de ‘El Regreso del Caballero Oscuro’ en el capítulo ‘Legends of the Dark Knight’ de ‘The New Batman Adventures’ o la película animada homónima dividida en dos entregas. También mencionar cameos en ‘Teen Titans Go!’ y que fue la base para diseñar a Dick Grayson en ‘Batman: La Lego película’.

Carrie Kelly es el juguete de Miller y nadie más que él ha utilizado al personaje. Ni siquiera en el especial 80 Aniversario de Robin, donde había historias de los diferentes personajes que habían adoptado el rol, salvo ella.

Sus apariciones han estado limitadas a las historias de Frank Miller para su universo Dark Knight, adoptando diferentes roles. En DK2 era Catgirl, con un uniforme similar al de Selina Kyle en Año Uno, pero sin cola y con unos característicos patines. Fue una época en la que a Miller le cogió gusto a dibujar a sus personajes con este complemento, ya que en ‘Sin City: Valores Familiares’ también ilustró a Miho con unos patines similares.

En ‘DKIII – The Master Race’, empezaba siendo Batman y más adelante Batgirl, por algún motivo con colores verdes y morados (¿Otro homenaje a Selina Kyle?) y más tarde Batwoman.

En su última aparición, ‘Dark Knight Returns: The Golden Child’, ya con el rol de Batwoman afianzado, la vemos cómo incluso opera en solitario. Aunque entendemos que bajo la supervisión de Batman, liderando a una nueva generación de Batboys en unas instalaciones nuevas. Podemos ver que sus capacidades físicas se han potenciado pero que, aunque más seria y quizá más agresiva, no ha perdido su fe en el cambio. Esto hace que tenga una curiosa relación con Lara, la hija de Superman, donde parece que se han intercambiado los roles respecto a la que Clark tenía con Batman. Siendo Lara la cínica y Carrie la persona alegre y positiva.

COMIC RECOMENDADO

Por estas mismas características que comentaba antes, que solo Miller ha trabajado con ella es difícil recomendar algo suyo, pero sin duda, aunque sea tópico mi elección no es otra que ‘El Regreso del Caballero Oscuro’.

Aunque soy defensor de sus secuelas, y de Frank Miller en particular, entiendo que no puedan ser del agrado de todo el mundo, ya que van por caminos muy diferentes a lo planteado inicialmente por el guionista de Maryland.

La madurez narrativa, el desarrollo de personajes y el debate moral que se sugiere en ‘El Regreso del Caballero Oscuro’ no aparece de forma tan elocuente en el resto de sus obras de este universo, aunque insisto, a mi me resultan muy interesantes.

Pese a ello, por una parte puede ser curioso para el lector ver cómo en ‘The Golden Child’ Miller, con el arte de Rafael Grampá, intenta reflejar la situación actual de la juventud mediante los personajes de Carrie Kelly, la hija espiritual de Batman, Lara y Jonathan, hijos de Superman y Wonder Woman, además de ver su evolución como Batwoman.

Aunque no quisiera perder la oportunidad de defender el DK2, ‘El Contraataque del Caballero Oscuro’, donde vemos a una Carrie Kelly mucho más dispuesta y activa que en la obra original, dónde Frank Miller realiza un homenaje sincero a los héroes de la Golden Age haciéndoles reaccionar cómo los héroes de una época más sencilla a la situación política de los 2000, con un dibujo mucho más sintético y esquematizado, incluso a veces feísta y con una Lynn Varley con ganas de experimentar con el color digital.

Pero si me hacéis elegir, sin duda el mejor cómic para conocer y amar a Carrie Kelly no puede ser otro que la obra primigenia de Frank Miller con Batman, ‘El Regreso del Caballero Oscuro’. Una obra de la cual soy un ferviente admirador y que definió al Batman moderno.


AUTOR: Pablo Cózar

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: