Red Legacy Comics


Crítica de ‘Despierta la furia’ (Wrath of Man)

Fecha: 29/05/2021
Autor:

El pasado 2019, Guy Ritchie se desmarcaba con el estreno de dos películas en cartelera. La primera de ellas, ‘Aladdin‘, resultó una especie de éxito, confirmando secuela. La segunda, ‘The Gentlemen‘, se presentaba como la vuelta de Ritchie a su Londres sórdido con macarras y maleantes de medio pelo. Aunque, bajo mi opinión, no consiguió culminar con demasiado atino ese ‘back to basics’. En 2021, tras un más que convulso 2020, Ritchie vuelve a la cartelera de mano de un viejo colaborador, Jason Statham, y ambos presentan ‘Despierta la furia’.

despierta la furia

La película arranca con un asalto a un furgón blindado que se tuerce un poco, haciendo que los asaltantes disparen a muerte a los guardias de seguridad y a un civil cercano. La cosa se queda ahí para pasar a presentarnos al personaje de Statham, al que conoceremos como H. Un hombre fuerte y misterioso que se presenta para ser guardia de seguridad en uno de esos furgones. Consigue el trabajo y, durante unos cuantos minutos de metraje, conoceremos que este H tiene algo personal con el asalto a aquel furgón. Algo que le ha empujado a infiltrarse en la compañía y descubrir la verdad.

En el apartado de guion, que es uno de los que más me suele interesar por deformación profesional, veo un libreto mejorable. Lo que se cuenta es potente, tiene fuerza, pero le falla el desarrollo. No es que la trama sea algo demasiado original, aparte de ser una adaptación/remake de la película ‘Le convoyeur’, de 2004. Pero tiene misterio, consigue mantener al espectador agarrado a la butaca en cada instante. El problema viene en la estructura a la hora de armar la historia.

‘Despierta la furia’ se divide en cuatro capítulos: uno bastante largo, que puede ocupar fácilmente un tercio de la película, y tres más ligeros. El primer capítulo nos cuenta la historia de H, abriendo incógnitas que nos mantienen con los ojos abiertos mordiéndonos las uñas. Y justo cuando parece que todo va a terminar de arrancar, se pasa de golpe a otra historia. En la segunda parte se nos cuenta el contexto y ciertos detalles de cosas que pasaron varios meses atrás. Y, cuando de nuevo parece que va a coger fuerza para saltar… otro capítulo con otra historia. En el tercero, vuelve a suceder lo mismo. Por suerte, el cuarto ya es el climático. Vamos a por el premio gordo.

despierta la furia

Para cuando queremos entrar en ese tercer acto, nos damos cuenta de que conocemos a todos los invitados a la fiesta. Pero que realmente ninguno nos importa. Salvo el protagonista, con un Statham templado, aunque brutal en la acción, y un par de actores, que más que por sus personajes es por los roles donde les hemos podido ver previamente, nadie nos importa mucho. Unos viven, otros mueren. Como en cualquier historia. Y, ahí sentado en la butaca del cine, notas que esas dos horas no han servido de mucho. No has empatizado con ninguno. Entonces es cuando sientes que la película se ha desinflado sin querer.

En este aspecto, la película me quería recordar constantemente a ‘The Last of Us 2’, donde parece que eso de saltar de un punto de vista a otro no surtía mucho efecto y no gustó a mucha gente. Se trata de la introducción de un elemento tan anticlimático que es muy complicado que el espectador lo gestione bien. Está llegando al final de su historia y, en vez de haber ido introduciendo escenas poco a poco, se ha tratado de dar de golpe toda la historia para cambiar a otro punto de vista justo cuando se va a culminar. Lo mismo le sucede a ‘Despierta la furia’. Lo que pasa es que aquí no lo protagoniza una chica lesbiana y una chavala de dos metros diez y que si te mete una hostia te empapela la habitación con gotelé de tu propio cerebro. Seguramente no se llore tanto.

La acción es colosal, muchos disparos que duelen al espectador, aunque pocas peleas cuerpo a cuerpo, que al final es lo que me vuelve loco en estas películas. Entiendo que no es tanto una cinta de acción como de suspense. Pero me habría gustado ver a Jason Statham repartir alguna tollina. Se le da muy bien.

Otro de los detalles que he señalado antes, en mi perorata sobre el guion, es el elenco. Hay una gran cantidad de rostros conocidos en la cinta. Desde Josh Harnett, unos de mis actores fetiche y más sabiendo su filosofía de vida, hasta Scott Eastwood en el papel de un antagonista clásico que, para mi sorpresa, desarrolla con mucha soltura, aunque aún le falta carisma para el cara a cara con Statham. Entre otros, también destaco la presencia de Laz Alonso, Leche materna en ‘The Boys’, y Holt McCallany, como Bill Tench en ‘Mindhunter’. También, por ejemplo, la presencia estelar de Post Malone. Un cameo sangriento.

despierta la furia

Una película que está pasando algo desapercibida. Me he enterado de rebote de su estreno y ni siquiera sabía que iba a salir tan pronto este año. No sé qué tipo de trabajo de marketing se ha realizado, pero no ha sido muy efectivo. ‘Despierta la furia’ es una película entretenida, donde los cartelones y los saltos temporales le juegan una mala pasada, pero que se hace muy disfrutable. Aunque, si no se va con la permisividad un poco abierta, igual hay algunos que se llevan una decepción. Otra vez.

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: