Red Legacy Comics


Crítica de ‘Castlevania’ – Temporada 4

Fecha: 07/06/2021
Autor:

Las series animadas están en alza. Un ejemplo de ello es ‘Invencible‘, que llegó para golpear con fuerza y sorprender a propios y extraños, o ‘Love, Death and Robots‘, que ya cuenta con una segunda temporada. Pero si hablamos de sorpresas no podemos olvidar ‘Castlevania‘, que se nos presentó con cuatro tímidos capítulos que auguraban todo lo bueno que le seguiría. Y así fue, ya que en su segunda temporada nos dejó a todos con la boca abierta, tanto por la historia como por la animación. Fuimos conscientes de que esa primera temporada de cuatro capítulos había servido como aperitivo, y que había valido la pena esperar.

Y al igual que la primera temporada nos puso en las guías de los eventos de la segunda, tengo la sensación de que la tercera nos encaminó a la cuarta. Trevor y Sypha se enfrentaban a villanos de considerables dimensiones, al igual que Alucard, pero ninguno llegaba a ser ese gran villano que sabíamos que la serie nos podía ofrecer. Qué auténtica maravilla cuando llegamos a la cuarta temporada de ‘Castlevania’ y tenemos toda la acción desmedida y una historia trascendental.

Sin entrar en spoilers, el final de la temporada es épico con todas las letras. La tercera temporada construye los pilares de lo que veremos en esta cuarta y la serie sabe explotar lo que ocurre en todos sus frentes. Empezamos la temporada con un paisaje repleto de personajes cuyos sueños, miedos y esperanzas nos quedan claros desde el primer momento, todos tienen su momento para brillar y demostrar que son más que unos colmillos o la suma de órganos y sangre. Y eso es lo que hace que esta temporada funcione tan bien, ya que empatizamos con los personajes, entendemos qué quieren conseguir y sufrimos cuando no alcanzan su sueño. Incluso los villanos tienen su corazón y sus motivaciones se vuelven comprensibles.

Sobre la animación, decir que es una auténtica barbaridad. Pocas series animadas (dejando de lado animes) tienen una calidad tan apabullante. No es algo nuevo en la serie, pero sí sorprende cómo consiguen llevarlo al extremo en cada capítulo. Netflix sabe que hay muchos ojos puestos en ‘Castlevania’ y han hecho un esfuerzo. Una de las cosas que me han llamado la atención es el foco de su trabajo, pues han dado prioridad a la animación de ciertas batallas clave antes que la de Trevor, Sypha y Alucard contra algunos demonios menores. Y aún así, estas últimas no bajan el nivel en ningún momento, siendo un placer visual. A destacar, las dos batallas sucedidas en los capítulos 6 y 9.

En cuanto a los personajes, los vemos evolucionar, algo que parece básico pero no siempre ocurre. A esto debemos sumarle un villano fundamentado, cosa que no veíamos desde la segunda temporada, donde veíamos una buena dirección pero no unas motivaciones consistentes. Porque sí, hay un villano principal, pero tiene sus motivos al igual que el resto de personajes. Insisto, todos tienen un objetivo claro, más o menos bondadoso, que nos ayuda a comprenderlos, y eso hace grande a la serie.

Y de nuevo, sin entrar en spoilers, el final es abierto, podría presentarnos una quinta temporada que, si ocurriese, bienvenida sea. Pero quedándonos en el presente, esta temporada nos pone en las pantallas el broche de una serie que culmina y solo debemos aplaudir. Los personajes cierran sus historias con una epicidad abrumadora en unos casos y paz mental en otros. En cualquier caso, todos terminan su ciclo y debemos estar más que satisfechos con ello. La cuarta temporada de ‘Castlevania’ es una de las mejores que he visto en mucho tiempo, pues calcula los tempos y escoge con delicadeza qué movimiento hacer a continuación. Sin duda, es una de las maravillas del año.

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: