Red Legacy Comics


Crítica de ‘Army of Thieves’ – Atracos en piloto automático

Fecha: 02/11/2021
Autor:

El pasado viernes 29 llegó a Netflix ‘Army of Thieves’, la precuela de ‘Army of the Dead’, la cual se centra en el pasado de Dieter. La película, alejándose del género de zombies, prometía ser un juego de atracos y persecuciones muy entretenido, pero lamentablemente no ha sido así…

El golpe

Una misteriosa mujer recluta al banquero Dieter para que ayude a su equipo a lograr el acceso a tres legendarias cajas fuertes de Europa. Perseguidos por la Interpol, deberán resolver como conseguir escapar de ellos mientras consiguen sus objetivos.

Una fórmula simple, genérica y poco efectiva

Muchos estaréis pensando, si ‘Army of the Dead’ ya era mala, esta no iba a ser la excepción. Comprensible, pero a servidor sí que le gusto la película de Snyder (y mucho), por eso mis esperanzas y expectativas en la película de Schweighöfer eran mínimamente altas. Pero aún que hubieran sido más bajas tampoco se hubieran cumplido…

El principal problema que le veo es su ritmo, algo importantísimo en una película de atracos. Una buena película de golpes (o al menos una decente) tiene una dirección efectiva, un montaje frenético y una banda sonora sincronizada con las acciones que ocurren en pantalla. Aquí no hay nada de eso.

La dirección de Schweighöfer es muy mediocre, si no supiera que no es su primer largometraje hubiera pensado que empezaba de cero, pero teniendo un mínimo de formación y trabajo, hay cosas muy flojas. Hubo dos aspectos que me sacaban totalmente de la película debido a ello.

Por un lado, las escenas de acción cuerpo a cuerpo. Ya sea cuando el personaje de Brad entra en el banco a atacar, o cuando el personaje de Gwendoline lucha contra los guardias de la segunda caja fuerte, todo es flojo: ves muchísimo la coreografía de los actores, la dirección no consigue que te creas la pelea física, ves una más que llamativa distancia entre actores, movimientos de cámara confusos para engañar, … todo mal.

Por otro lado, las persecuciones en coches y similares. Hay que admitir que en la cinta hay pocas, y no sé si es justo por lo flojas que lucen o por que se penso así desde el primer momento, pero las que salen no transmiten nada. Ocurre un poco como con las escenas de acción, que no sientes la velocidad que tendrían que transmitirte y  les ves “la trampa y el cartón” de cómo están hechas y los recursos que utilizan. Otra decepción…

La edición y montaje es otro fallo. No solo por lo poco inteligente y original que es, sino porque una buena edición podría haber ayudado a cubrir los aspectos flacos de la dirección. En vez de eso nos encontramos con un montaje genérico, que simplemente marca secuencia tras secuencia como el que haría un niño de primaria sobre su viaje de vacaciones.

Pero la gota que colma el vaso es su banda sonora… Vamos a ver, tenemos a Hans Zimmer en el apartado musical, ¿y no hacemos nada con él? Desconozco si después de ‘Dune’ o ‘No time to die’ Zimmer se quedó sin ideas y decidió buscar partituras que escribió en la escuela, porque son de todo menos memorables.

Pero entonces ¿Es todo malo? No, lo único que cuando se falla en los aspectos técnicos básicos de un género la película ya pierde muchísimo, pero sí que tiene cosas destacables.

Primero de todo, y sin ser “moco de pavo”, consigue que aún esos fallos de ritmo la película no se te haga larga, que ya es algo. Sus 127 minutos se sienten como tal, no tienes la sensación al acabar de haber visto 3 horas de peli, pero tampoco que haya durado una hora. Vamos, que el espectador se siente acorde con el tiempo en que transcurre la película.

Otro aspecto a reseñar es Matthias Schweighöfer, que lejos de hacer un buen trabajo en la dirección, sí que hace un buen trabajo como protagonista. Esto es algo que ya vimos en la película de Snyder, pero una cosa es tenerlo de secundario y lo otra de protagonista, podría acabar haciéndose pesado, pero eso no ocurre. Schweighöfer se hace suyo el personaje de una manera natural y divertida. Capaz de ganarse el cariño de los espectadores.

Y si hablamos de personajes, hay que añadir que la incorporación a este “universo” de Nathalie Emmanuel también es una cierto. Su personaje (Gwendoline) reúne las características necesarias para que el espectador le coja cario y le siga en la aventura que nos plantea la película. Esto, sumado a la buena química con Schweighöfer, permite que disfrutemos un poco más de la historia.

Y es que realmente estos dos personajes son los mejores de la película, Ni los demás compañeros de atraco, ni el agente de la Interpole, son muy destacables. Probablemente esto provoca que aún te llamen más la atención Schweighöfer y Emmanuel.

Y ya que se ha nombrado la historia, hablemos de ella un poco más a fondo. Porque sí, aún ser algo muy básico (hacer a contrarreloj el robo de 3 cajas fuertes) es una premisa que funciona. Aún con todas las cosas malas que tiene la película, su base me gusta. Mientras estoy viendo la película quiero ver en que queda todo, como avanza el grupo, sus relaciones y como se lleva a cabo el plan. Lo facil sería bandonar la peli, pero si al final decido quedarme en el sofa y continuarla, algo bueno tendrá entonces.

Conclusión

En definitiva, ‘Army of Thieves’ es una película fallida. No tiene el tono, la fuerza ni el estilo de una película de atracos, donde los aspectos técnicos pesan demasiado como para disfrutar del todo los argumentales. Si te gusto ‘Army of the Dead’ puedes llegar a darle una oportunidad, si no, esto te va a gustar menos que a mí.

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: