Red Legacy Comics


‘C’mon C’mon’: El poder de la expresión

Fecha: 01/02/2022
Autor:

Johnny es un locutor radial cuyo empleo actual consiste en entrevistar niños con preguntas profundas. Su hermana Viv está pasando por un momento duro, debido a los problemas psiquiátricos de su marido Paul, que bien podría tener que ser internado. Ademas la madre de ambos acaba de fallecer. Un día, la mujer le pide a Johnny que cuide a su hijo Jesse, por lo que tío y sobrino se embarcan en una travesía de conocimiento y maduración. En ello consiste la trama de ‘C’mon C’mon’.

El film de Mike Mills, filmado totalmente en blanco y negro, nos lleva a un profundo viaje de dos personas que tienen mucho para decir internamente. Cuando esos dos polos no tan opuestos comienzan a soltarse, sus preocupaciones más íntimas subyacen a la superficie. El guión original, también escrito por Mills, muestra una notoria coherencia a lo largo del largometraje.

Cuando somos niños siempre jugamos a algún juego típico de la infancia. Un padre despistado podría pensar que jugar al huérfano es otro capricho en una mente en pleno crecimiento. Pero tal vez Jesse nos esté queriendo decir algo más, como un grito personal respecto de una evitable soledad y un acompañamiento que parece difuso. El joven podría tener por delante un sendero de brillantez, pero sin ese afecto constante, el camino no estará tan claro.

Por su parte, Johnny parece buscar en sus entrevistas a futuros ‘líderes’ o al menos, chicos con una concepción más cristalina del mundo que los rodea, sin caer en infantilismos. Sus recuerdos de una relación que no fue lo consternan, mientras cita ocasionalmente pasajes de obras reconocidas. Los intercambios y la construcción de la relación con su sobrino constituyen uno de los baluartes centrales del relato. De esa forma, cuando llega el clímax decisivo del mismo, las cartas están sobre la mesa, listas para largar todo ello que hasta hace apenas instantes era imposible de manifestar.

La travesía llevará a los dos protagonistas a lo largo de numerosas ciudades estadounidenses. La nostalgia en blanco y negro de New York tendrá retazos de la Manhattan de Woody Allen, pero claro, mucha agua ha corrido bajo el molino y estos son otros andares, con menor romanticismo aunque con la claridad y la firmeza que dan los grandes escenarios.

Joaquin Phoenix logra una gran actuación en el rol de Johnny, en tanto que el novel Woody Norman también se destaca como Jesse. A ellos se les suman Gaby Hoffmann como Viv y Scoot McNairy como Paul.

‘C’mon C’mon’ nos muestra el valor de la compañía, el valor de escuchar y ser escuchados y sobre todo, esa necesidad de extrapolar aquello que muchas veces está ataviado en lo más profundo del corazón.

Nota: 8 de 10

 

  • Instagram

  • #ViñetaDelDía

  • Entradas recientes

  • Etiquetas

  • RED LEGACY COMICS 2020©

    A %d blogueros les gusta esto: